Objetivo principal de la tanatología

Es ayudar al hombre en aquello a lo que tiene derecho como primario y fundamental a morir con dignidad, plena aceptación y total paz, por lo que también lo es el ayudar a los familiares del Enfermo Terminal a que vivan plenamente y se preparen a la Muerte del ser querido, y a quienes sufren, a que elaboren su duelo en el menor tiempo posible y con el menor dolor posible, asimismo y consecuentemente, la ayuda a aquellos que padecen ideación suicida o conducta suicida en ellos mismos, o en algún familiar o ser querido, o padecen por el acto suicida ya consumado de algún familiar o amigo.

 La Tanatología habla más de vida que de muerte, si su finalidad última, como lo dijimos, es ayudar a que el hombre tenga una Muerte apropiada, adecuada, digna, no es su finalidad única, lo es también el curar en vida, el dolor de la muerte y de la desesperanza.

"Necesitamos aprender a morir y a dejar morir, ya que cada muerte es única, como lo es el modo de presencia de cada persona"

Al tratar de cancelar el hecho de la muerte, los individuos niegan las formas de enfrentarse a ella,  hay un doble vínculo de negación de la muerte que es una situación en la cual la persona se enfrenta a mensajes contradictorios (Bateson, 1976). 

Esquemas de Comunicación

El paciente oye, a nivel verbal, "Usted vivirá", pero un esquema de pistas no verbales le dicen, en realidad, "Usted morirá"

Y así, el paciente se acerca a la muerte sintiendo que no se puede confiar en nadie.  Esta situación impide por un aparte que el médico le transmita al paciente la convicción de que no será abandonado, d e que estarán juntos en  batalla. 

 

Intervención en la Crisis Inicial.

Se busca responder a las múltiples reacciones emocionales al momento del diagnóstico como: estupor, miedo, tristeza, rabia, frustración, desesperanza, impotencia, culpa, ideas suicidas etc.
Logros

La AMTAC es la pionera en los campos de la Tanatología y Suicidiología en el país. Además de lo ya mencionado, ha organizado 7 Congresos Nacionales de Tanatología y Suicidio y 6 Congresos Internacionales.

En 1996, en el Primer Congreso Europeo de Tanatología y Suicidio, en Florencia, Italia, los ahí reunidos reconocieron a México como la Capital mundial de la Tanatología, gracias a lo hecho por la AMTAC.

De ella nació la Asociación Mexicana de Tanatología y Suicidiología (IATS). Esta Asociación tiene 32 países miembros.

De ella el Colegio de Tanatólogos de México, A.C.

Objetivos de la Asocaición Mexicana de Tanatología, A.C.
  1. El estudio serio, profesional, científico, de lo que es morir, lo que es la Muerte y lo que sucede después de la Muerte.
  2. El Enfermo Terminal: hacer que éste tenga Vida a Plenitud, o plenitud de vida, el tiempo que vaya a vivir. Cuando la enfermedad se agrave: Calidad de Vida. Cuando sea oportuno: Trascendencia (Vida Eterna).
    (La Tanatología Clínica habla más de vida que de muerte).
  3. La Familia del Enfermo Terminal: porque ellos sufren también el dolor de la Muerte y el de la Desesperanza. Además, la influencia de ellos a su enfermo puede ser muy importante para éste.
    Hacer que cada uno tenga Calidad de Vida personal. Que se mejoren las Relaciones Interfamiliares. Que se preparen a la muerte del ser querido.
  4. El manejo del Duelo. Cuando la Muerte ya sucedió. Curar el dolor de la Muerte a los sobrevivientes exige lograr que ellos lleguen cuanto antes a la Aceptación. A menor tiempo, menor dolor.
  5. Suicidio. Quien atenta contra su vida lo hace, siempre que sea Suicidio Patológico, movido por una profunda desesperanza. Curar el dolor de la desesperanza significa: sacar de tal estado al paciente y llevarlo a otro de Esperanza Real. El trabajo se debe hacer tanto con quien tiene ideación o conducta suicidas como con los familiares. Prevención, Intervención, Postvensión.
  6. Atención al Equipo de Salud. El Tanatólogo también tiene que "curar" el dolor de la Muerte y Desesperanza a los miembros del Equipo de Salud que lo deseen.
Los campos de la tanatología

I. Para alcanzar estos objetivos, la Asociación tiene diversas Áreas de Estudio y de Trabajo. Estamos convencidos que la labor tanatológica no se podrá hacer sin trabajar en un auténtico equipo de trabajo.

1.- Área Científica: Están adscritos a esta área los socios activos que pertenecen al equipo de salud: médicos (generales o de cualquier especialidad), enfermería, psicología, etcétera.

Su finalidad es el estudio científico de lo que se refiere a la Tanatología y la Suicidiología realizar trabajos de investigación la publicación de estos estudios la organización de conferencias, simposios, etcétera; y la comunicación con organizaciones científicas que sean, de alguna manera, afines a los objetivos de la AMTAC.

En la práctica, se les pide la ayuda al Enfermo Terminal o a su familia, dentro de su propia disciplina científica: diagnóstico, tratamiento, cuidados paliativos, manejo del dolor, psicoterapias personales, familiares, grupales, etcétera.

2.- Área Místico Religiosa: Es un hecho que, ante la muerte, surge la espiritualidad de cada quien, aunque no necesariamente la religiosidad. Esta Área deberá hacer el mismo trabajo de estudio que los que pertenecen al área científica, pero sólo en lo que se relaciona a los aspectos, conocimientos, conceptos y conductas religiosas, espirituales y/o místicos. Están adscritos a esta área personas comprometidas con su propia religión: católicos, judíos, protestantes, y, por supuesto, ministros religiosos.

La ayuda que se da versará sobre la vida religiosa, espiritual o mística de los pacientes, en cuanto a su sentido de Vida y enfrentamiento a la Muerte, respetando siempre la propia religión y espiritualidad de los mismos. Organizan, también, los Talleres de Pérdidas, Recuperación y Vida.

3.- Área Humanística: En cuanto al estudio, ven todo lo que toca al campo del humanismo referente a lo tanatológico y suicidiológico: Sociología, Trabajo Social, Leyes, Historia, Filosofía y demás. A excepción de los Socios cuya disciplina científica es el Trabajo Social hospitalario, los demás constituyen un grupo más de Investigación Tanatológica que de Tanatología Clínica. Su labor es indispensable al Tanatólogo Clínico. Así, el Tanatólogo Sociólogo, por ejemplo, ayudará al Clínico a que comprenda el sentido de Vida y Muerte de una persona que vive en una zona popular y es "chico banda", tan diferente a quien vive en zona residencial y trabaja en un banco.

Esta área da asesoría legal y de Trabajo Social.

4.- Área Estética: Se le llama así a la que estudia lo que es el sentido de la Muerte para el Mexicano: cómo lo vive, cómo lo siente, como lo proyecta; trata de descubrirlo a través del estudio de obras de arte: pintura, novela, danza, cine, teatro, etcétera. Tampoco son Tanatólogos Clínicos.

La ayuda que brinda es lo que llamamos "Realizar la Ilusión del Enfermo Terminal"; ésta es la parte más humana de la AMTAC.

5.- Área de Bioética: Tanatología y Bioética son disciplinas científicas que deben estar muy unidas. Quienes pertenecen a esta área deberán estudiar los diferentes caminos a tomar ante una circunstancia concreta del paciente, que sea siempre humana y ética, y que mire a lo que es Vida y Muerte, fijándose en el Hombre Total. Están adscritos a ella bioeticistas, moralistas, ministros religiosos, teólogos.

Su ayuda consiste en asesorar a los miembros del equipo de salud cuando estos se enfrenten a decisiones éticas y médicas difíciles de tomar, que toquen directamente a problemas tanatológicos.

6.- Área Étnica: Estudia el sentido de la Vida y de la Muerte en nuestras etnias: si no comprendemos a nuestros indígenas, nunca podremos curarles sus sufrimientos de Muerte y Desesperanza cuando, por ejemplo, son internados en algún hospital.

El trabajo directo es, al descubrir el Sentido de Vida y Muerte de los pacientes que pertenecen a una etnia, ayudarlos a que encuentren la paz posible en su situación tan dolorosa y desconocida para ellos, y asesorar al tanatólogo clínico en esta labor concreta.

II. De esta manera, el trabajo tanatológico de Curar el Dolor de la Muerte y de la Desesperanza se da globalmente: tratando el deterioro bío-fisiológico, psicológico, emocional, religioso- místico-espiritual, humanista, de asesoría en trabajo social y legal, y humano. La Tanatología tendrá que ver siempre a la Persona de una manera holística.

Departamentos Hospitalarios de tanatología

No son oficiales. Tenemos en varios Hospitales. El primero que se abrió fue en el Hospital General Regional del ISSSTE, Lic. Adolfo López Mateos. Actualmente existen en el 20 de Noviembre, en el Hospital General de Zona 32 del IMSS (tanto con enfermos hospitalizados como integrándose a ADEC), en el Hospital de Jesús, en Infectología del Hospital General, en el Hospital de Traumatología de Lomas Verdes, en cuatro Asilos, en un Cetro de Hemodiálisis, en el Hospital Darío Fernández y en el Hospital Federico Gómez (Pediatría).

Trabajan en estos departamentos personas en formación o formadas por la AMTAC, con obligatoria Supervisión de Casos.

Programa: “Realiza Una Ilusión”

Nuestro fin específico es la ayuda al Enfermo Terminal y a los familiares de éste, nos preocupa en verdad el hacer todo lo posible para que el Enfermo pueda morir con dignidad, con aceptación, en paz. Y nos preocupa también, el que sus familiares puedan llegar a la aceptación en el menor tiempo posible para que sufran lo menos posible.

Una de las principales maneras de brindar esta ayuda es realizando alguna ilusión de quien está a punto de morir. Hemos comprobado que esto da un sentido a la muerte y un sentido de la vida de los sobrevivientes: es la manera más humana de estar con quien sufre el peor de los dolores: el de la muerte y el de la desesperanza.

¿Cómo ve la muerte la tanatología?

La Tanatología es:  una ciencia y un arte

Una ciencia porque busca el conocimiento de las cosas por sus causas,  es decir, las causas de la muerte y el significado de morir basándose en la observación,  descripción, investigación, información y organización de todos los eventos que ocurren a una persona alrededor de su muerte.

Un arte,  ya que se requiere de creatividad y sensibilidad para identificar las necesidades del paciente terminal,  del paciente moribundo y las de su familia.

Muerte Apropiada

"Es aquella en la que hay ausencia de sufrimiento, persistencia de las relaciones significativas para el enfermo, intervalo para el dolor permisible, alivio de los conflictos restantes, creencia en la oportunidad, ejercicio de opciones y actividades factibles y comprensión de las limitaciones físicas, todo esto enmarcado dentro del ideal de cada ego"
Weissmann

Y complementa Shneidman:

"Cuando hablamos de una buena muerte, implicamos que es la apropiada, no sólo para el que muere, sino también para los principales sobrevivientes: una Muerte con la que ellos puedan vivir"

La AMTAC a lo largo de 20 años... (Testimonios)

Testimonios:

"La primera vez que escuché la palabra Tanatología, me encontraba desayunando con mi amiga Angelina Barreiro.

Le pregunté de qué se trataba la Tanatología, y ella me contestó que era el estudio de la muerte. Me comentó que su amigo Alfonso Reyes pensaba formar una Asociación para estudiar y trabajar en eso.

Yo le dije que me interesaba, y que si se llevaba a cabo el proyecto, me tomara en cuenta porque hacía pocos días había escuchado  a mi mamá comentar que le tenía miedo a la muerte...

Es en noviembre de 1989 que Angelina me llama por teléfono y me invita al primer taller de Tanatología: taller de “Pérdidas, Recuperación y Vida”, que se llevó a cabo en Valle de Bravo, en la casa de los padres del Espíritu Santo.

Ahí tuve la oportunidad de conocer al Dr. Alfonso Reyes. Mi primera impresión fue de sorpresa, ya que su tranquilidad y su  serenidad me fueron llevando por unos conocimientos sobre la muerte ajenos a todas aquellas ideas con las que crecí.

Un tema que empezaba a ser algo más natural. La muerte desde el punto de vista del Dr. Reyes era realmente lo que yo quería conocer, aunque no tenía idea de que si seguía escuchando más cosas nuevas me iban a afectar. Lo que  sí supe es que cuando salí del Taller ya no era la misma persona.

No sabía si el  proyecto de la Asociación iba a continuar o no, sin embargo, el tiempo comenzó a pasar y las enseñanzas del Dr. Reyes echaron raíces. Recuerdo que nos reuníamos una vez al mes en el auditorio del Hospital Inglés.

Y en casa de Alfonso se iniciaron las clases para formar tanatólogos.  Éramos un grupo de siete personas . Después nos cambiamos a los salones de la Iglesia de Tlacoquemécatl.

Meses después Alfonso nos avisó que se abría el Diplomado de Tanatología  -por parte de la Asociación-  en la Universidad Iberoamericana.

En la Asociación no contábamos con fondos, así que la organización del Primer Congreso de Tanatología, parecía casi imposible. Verdaderamente creo que el  Espíritu Santo no se le separaba al Dr. Reyes, ya que eran muchos los gastos y poco el dinero.  Un ejemplo es que la Dra. Elisabeth Kübler Ross vino al Congreso, sin cobrar honorarios.

Tiempo después, uno de los asistentes al primer Taller, el Dr. René García le  pidió al Dr. Reyes que impartiera un taller para enfermos de Sida y de cáncer, en un albergue que estaba construyendo por el Ajusco.  Yo asistí porque me invitaron de cocinera. Fue la primera vez que pude observar el amor incondicional en todo su esplendor: Alfonso trabajó con todos y con cada uno de los participantes y pude descubrir cómo se podía curar el dolor humano.

Años después me di cuenta de la  huella que dejó en el Dr. Reyes este taller, cuando lo oí recordando  esos días... "

Virginia Ortiz de Sanguino  
Ex Vice-Presidente del Área Místico Religiosa y Socia Activa de la AMTAC


"Estábamos en una de las primeras juntas mensuales de mesa directiva, en casa de Alfonso Reyes, que fue la sede de la AMTAC  por muchos años.  Era un sábado en la mañana, del año 1989. Pamela  Babb  exponía el caso de un bebé que  había tenido una larga agonía “porque sus padres no lo dejaban morir...

Ese fue mi primer contacto desde el corazón, con la experiencia de la vida y la muerte, y  con el dolor insoportable que la lucha entre ambas puede provocar... y que la Tanatología  cura...

En 1990 el primer encuentro organizado por el área místico religiosa, que pretendía reunir a miembros de diferentes creencias, para hablar de la muerte, pero al que finalmente no asistió el rabino, ya que como era sábado, no podía subir a un coche ni caminar hasta el lugar del encuentro...Alfonso Reyes, cual torero,  tuvo que entrarle al quite...

La venida de la Dra. Elisabeth Kübler Ross y del Dr. Francesco Campione al primer Congreso.

Dos años después, en noviembre  de 1992,  los numerosos  invitados extranjeros al Congreso Internacional en San Luis Potosí, todos ellos con diferentes exigencias y expectativas...; su  visita  durante el pre-congreso   a los altares de muertos y su gran asombro...  La constitución de la Asociación Internacional de Tanatología y Suicidiología, que ahora cuenta con  más de 30 países miembros.

Así, a lo largo de quince años, hemos comprobado que nuestros ángeles guardianes nos acompañan y propician un trabajo que sigue dando fruto: Las juntas mensuales de la Mesa Directiva y sus planes y proyectos para la AMTAC, encabezadas por sus dos presidentes a lo largo de este tiempo: Alfonso Reyes Zubiría y Felipe Martínez Arronte.

El Hospital Inglés,  lugar en donde iniciamos en 1989, los sábados en la mañana el estudio del libro “Sobre la muerte y los moribundos” de la Dra. E. Kübler Ross; y  la anécdota de aquel médico de este hospital que se molestó profundamente con su equipo porque le aplicaron prácticas de resucitación... él ya estaba listo para morir, y le había gustado la experiencia.

Hospital Inglés que más tarde fue sede de las asambleas ordinarias mensuales, en donde en algunas ocasiones tuvimos que poner señalamientos para  encontrar el lugar de la sesión; justo  cuando esto acontecía –que no podíamos utilizar el auditorio- el Dr. Reyes no asistía...

Los cursos de formación continua que se impartían en Perinatología y en el Hospital 20 de noviembre. Las experiencias de los profesores invitados y de los numerosos participantes a los congresos nacionales e internacionales, entre ellos el R.P. Víctor Pérez Valera S.J. siempre presente; los diplomados  de la Asociación  avalados primero  por la Ibero, por la UNAM y por la AMECYD.

Las dos mudanzas de oficinas y la apertura de los consultorios tanatológicos;  el grupo piloto de Tanatología en el Hospital López Mateos, y los buenos recuerdos por las primeras supervisiones de casos en el salón de AA del mismo  hospital  y, cuando lo ocuparon,   en la cafetería que “está  a la vuelta”.

La maestría,  los cursos de introducción a la Tanatología en diversas instituciones y hospitales,  la presencia de la Agencia Eusebio Gayosso en estos cursos  y en los congresos;  y para terminar,  los talleres de “Pérdidas, Recuperación y Vida” en los que comprobamos una y otra vez,  desde hace 20 años,  que los seres humanos somos capaces  de  vivir la   propia  espiritualidad como el arma más fuerte con la que contamos para encontrar dirección y sentido a cada día, y a cada momento de cada día, para curar el dolor que provocan la enfermedad y la muerte".

            Angelina Pacheco de Barreiro
Profesora y Socia Activa de la AMTAC

Congresos

La AMTAC organiza Congresos Nacionales cada 2 años, a la fecha la Asociación Mexicana de Tanatología, A.C. ha organizado 7 Congresos Nacionales y 6 Internacionales el último de ellos fué del 12 al 15 de Noviembre del 2008 en la Ciudad de México, D.F. con una asistencia de más 500 personas.

 

Asociación Mexicana de Tanatología, A.C.

Fecha de fundación:

18 de noviembre
de 1988.

ENLACES

A  G  E  N  D  A TANATOLÓGICA
2  0  1  4

MAYO 2014

D L M M J V S
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

JUNIO 2014

D L M M J V S
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30